SINDICATO LIBRE

CORREOS Y TELECOMUNICACIONES

Detalle

05/10/2018

JORNADA LABORAL de LUNES a VIERNES. La Audiencia Nacional DESESTIMA la demanda y nos remite al TRIBUNAL SUPREMO…ALLÍ NOS VEREMOS El SINDICATO LIBRE PRESENTA RECURSO de CASACIÓN

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha emitido sentencia desestimatoria, aduciendo que no ha lugar el conflicto colectivo al considerar no haber quedado demostrado que afecta el solapamiento de los descansos diario y semanal a un número importante de trabajadores/as. No sabemos qué pensará el personal de Grandes Centros de Tratamiento, Unidades de Reparto Urgente, Sucursales de Atención al Público y Oficinas unipersonales y rurales que comportan en conjunto en torno a 13.000 trabajadores/as.

 

Después de la amistosa epístola que nos ha remitido el sindicato CCOO, el SINDICATO LIBRE quiere dejar claras varias cuestiones.

 

La primera, diciendo que no pedimos la supresión de los sábados. Es evidente que no le podemos ir al señor juez de la Audiencia a decirle que suprima los trabajos en sábado. Lo que sí le dijimos es algo muy claro: que Correos incumple el Estatuto de los Trabajadores, que tiene rango de ley, no permitiendo el descanso semanal de 48 horas al personal con jornada de lunes a viernes que trabaja los sábados.

 

DE PERRETAS Y OTRAS HISTORIAS

 

Desde la sencillez y desde la humildad del SINDICATO LIBRE, representativo de un gran número de trabajadores/as de Correos se pueden entender muchas cosas. Se puede comprender que CCOO se moleste porque el SINDICATO LIBRE le tome la delantera y saque a la luz un tema que era importante para los/as trabajadores/as y del que CCOO no ha hablado hasta que interpusimos la demanda. 7 AÑOS MUDOS. Se puede asumir que CCOO pacte con la empresa una solución de compromiso que deje el tema más o menos encarrilado para que se solucione en el momento y la forma que a CCOO le interese, siempre que la empresa esté de acuerdo.

 

 

 Nº 54 / 5 octubre 2018, página 2

 

e_mail :  diferente@sindicatolibre.com                          web: http://www.sindicatolibre.com

 

Se pueden entender, comprender y asumir muchas cosas desde el respeto, pero no otras. Sin entrar en un diálogo de besugos con CCOO, aunque no sabemos si eso es de mucha utilidad para los/as trabajadores/as de la empresa, no podemos menos que reseñar humildemente una serie de cuestiones.

 

Primero. Que el asunto de los descansos semanales de día y medio más 12 horas entre jornada y jornada que afecta al personal que trabaja los sábados, no hubiera salido nunca a la luz si el SINDICATO LIBRE no hubiera interpuesto la demanda, tan molesta para COOO. Después de múltiples intentos del SINDICATO LIBRE de llegar a un acuerdo por el diálogo, sólo quedo la vía de la demanda judicial ante la postura de la empresa. Eso es lo que hace un SINDICATO. Al menos, CCOO debiera reconocer que sólo la demanda del SINDICATO LIBRE le sacó de su letargo y le avivó su “sin duda extrema capacidad negociadora”.

 

Segundo. Pocas lecciones de negociación nos puede dar CCOO que dice liderar el movimiento sindical en Correos y que desde el año 2011 (hace 7 años) no ha sido capaz de conseguir que la empresa con la que tan buenas relaciones ha tenido y tiene  (sólo hay que leer los mensajes de despedida y bienvenida respectivamente a los dos últimos Presidentes y lo que les gusta desayunar, comer y cenar con ellos) no ha presentado una plataforma susceptible de ser firmada por los Sindicatos de Correos. Las únicas mejoras que hemos conseguido en estos últimos años, desgraciadamente, han sido a golpe de demandas y del BOE (Ley de Presupuestos Generales del Estado), e incluso, esta última se nos ha robado este año de forma sorprendente. ¿Es que alguna fuerza sindical quiere jugar con los intereses de los laborales y meter en un convenio sin contenido una subida a la que tenemos derecho de por sí?

 

Tercero. El SINDICATO LIBRE estará en todas las negociaciones que pueda y le dejen. Porque si a veces le apartan, como a otros sindicatos, de las negociaciones y éstas quedan en las manos privilegiadas de aquellos o de aquel sindicato que “conoce realmente los intereses de los trabajadores de Correos” es porque nuestras opiniones y propuestas, son cuanto menos molestas.

 

Cuarto. Cuando, como en el caso actual, se requiere el juego de otros instrumentos diferentes a la negociación, CCOO llama, como ha llamado tantas veces, a la puerta de este SINDICATO y esa puerta se abrirá como siempre, con respeto y atención. Pero, con más cuidado, porque lo que está en juego no es quién juega, cocina y vende la formación, que eso ya se guisa en otro sitio ¿VERDAD CCOO?, sino las condiciones de trabajo y empleo de los/as trabajadores/as de CORREOS.

 

Quinto. No se nos pasa por alto el currículum del Ilustrísimo Señor Presidente de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional.