Correos urge diversificar su actividad y compensar el ‘lastre’ del correo postal

No hay tiempo que perder. Correos ha recibido esta semana la última señal de alerta sobre el sector postal, a la que dedica gran parte de sus esfuerzos. La compañía dependiente del holding de empresas públicas de la SEPI, que ha puesto en marcha en los últimos meses actividades sobre las que pivotar nuevas vías de negocio, como la logística o la internacionalización, vio cómo continuó la tendencia de disminución del segmento postal tradicional (las cartas) en España, cuyo número de envíos se sitúa ya en menos de la mitad que en el año 2013.

Los dos agujeros de la SEPI: Correos y Navantia dejaron casi 200 millones en pérdidas al Estado

SEPI, el grupo empresarial público que preside Belén Gualda, volvió el pasado ejercicio a beneficios tras encadenar años en pérdidas. La entidad adscrita al Ministerio de Hacienda logró ganancias de 159 millones, favorecido por los dividendos que percibió de participadas como Redeia, Enagás o Ebro Foods, y de un mejor comportamiento de sus propias empresas. Sin embargo, de las 15 en las que cuenta con una participación mayoritaria, solamente cinco consiguieron acabar el año con un resultado positivo.